Gobierno Bolivariano de Venezuela Gobierno Bolivariano de Venezuela
Congreso Sin Moral


¡Que Bárbaro! El 08 de Mayo de 2014, el Soberano Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica, cometió el acto más soberbio e Inmoral que la humanidad pueda soportar. ¡Que ofensa a Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, Andrés Bello, Andrés Eloy!.


Nada más y nada menos, que discutir entre su agenda el tema de violación de los derechos humanos en Venezuela;  país que además de tener una excelente tradición de firma y ratificación de los tratados que protegen los derechos humanos, posee la moral histórica de ser la patria de Bolívar y Sucre que en 1820 celebraron junto a Morillo un pacto para reconocer derechos humanos y humanitarios en nuestra tierra, en plena campaña independentista.


Coincide también nuestra historia en referir que el 1º de Julio de 1811, cuatro días antes de la firma del Acta de la Independencia, en Caracas se firmó la Declaración de los Derechos del Hombre. En ese año los Venezolanos y Venezolanas declararon su afección por los derechos humanos que posteriormente fueron plasmado en el texto Constitucional en forma de derechos fundamentales.


Cuanta historia, tradición y moral contiene nuestra reseña, de un país que obviamente no merece, ni siquiera la mención del Congreso de una Nación que acumula en cambio la más alta tradición en violar los derechos humanos y no ratificar los tratados que los protegen. La Historia recuerda que no hubo barcos en el Golfo Tonkín ni armas de destrucción masiva en Iraq; sin embargo se engaño a la humanidad entera para justificar centenares de miles de muertos, agresiones y violaciones generalizadas del derecho internacional humanitario.


Los Derechos Naturales, el equilibrio ambiental, como condición para la vida futura en el planeta se estremece por la frialdad con que ese Congreso de Estados Unidos se comporta con respecto a la aprobación del protocolo de Kioto. La Organización de las Naciones Unidas, creó la Corte Internacional de Justicia de la que Estados Unidos y su Congreso se retiró  porque no le convalidaron la inmoralidad liderada por Oliver Nort en el capítulo Irán contra en Nicaragua en 1986.


Finalmente, se requieren tomos para describir la doble moral del Congreso de Estados Unidos; no son miembros de los pactos porque los que firman no los ratifican; no reconocen, la Convención Americana (Pacto de San José), la Comisión Interamericana (OEA1959), la Corte Interamericana (1969) en fin no hay moral en el Congreso de Estados Unidos para hablar de derechos humanos. El escándalo alcanza su zenit con el caso del Estatuto de Roma (1998) vigente desde 2002, que integra la protección de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario en el mundo entero, ¿Saben Qué? , no ha sido ratificado por ellos. ¿Cómo un Congreso con estos antecedentes se atreve a discutir sobre los derechos humanos de la tierra de Bolívar ¡ Que Barbaridad !  

G/D ALIRIO JOSÉ RAMÍREZ
Vicerrector Académico de la UNEFA
Doctor en Derecho Constitucional  
Profesor de Derechos Humanos (USM, UMB, ENFMP Y IAEPG)
Caracas, 09 de mayo de 2014